Hacer un vibrador casero la guía definitiva

Hacer un vibrador casero. ¿Piensas de qué forma hacer consoladores caseros? Quizá, ¿crear tu línea de vibradores y dildos de bricolaje sin salir del hogar? O bien sencillamente, ¿deseas hacer honor al término, y darte consuelo sexual sin gastar dinero?

La bricomanía erótica no es un invento, sino un buen montón de intentos por satisfacer nuestras pulsiones libidinosas más parcas o bien improvisadas. La cuestión se resiste:

¿podemos crear juguetes eróticos caseros (no solo vibrantes) que rivalicen con los que se venden las tiendas eróticas? Sigue leyendo y descubrelo.

Y te preguntas: ¿De qué forma puedo hacer un juguete erótico a la medida? ¿De qué manera creo mi vibrador en casa? ¿Qué objetos puedo emplear para masturbarme? ¿Cuáles emplea la gente? Ahí van unas ideas de guion…

Los consoladores caseros más utilizados

 

Las historias de los plátanos, zanahorias y calabacines son tan viejas como el sexo; no se puede negar que la erotización de los comestibles rutinarios ha salpimentado, con los anhelos más espontáneos, las relaciones más dormidas. Y si bien tampoco podemos obviar que han dado (y proseguirán dando) más de un cefalea (y de lo que no es la cabeza), los juguetes eróticos improvisados tienen su aquel, al conectar la pulsión repentina con la intuición artística (la inventiva en el empleo del artificio).

En la cocina vibradores caseros

Dejemos claro desde el comienzo que no se trata de desmontar el motor de la nevera, sino más bien de aprovechar la cesta de compra de frutas y hortalizas, protegidas con preservativo. Lo afirmaremos de otra forma, si pasarás a la acción hortofrutícola, debes ponerles un condón a los comestibles.

Dicho esto, la verdad es que los intentos en hacer del plátano un dildo, siempre y en todo momento han fracasado. Y es que la temperatura anatómico ¡lo reblandecerá de manera rápida! De otro lado, un número inquietante de personas reconoce haberle encontrado el gusto a los pepinos y mazorcas de maíz. Tanto si será sexo casual, tal y como si te quieres comprometer para siempre, recuerda que la cascarilla del pepino es punzante y puede romper de manera fácil el profiláctico. Conque, si buscas una relación más seria, con el tiempo, tal vez la mazorca sea mejor compañía.

 

Cubertería y menaje de cocina hacer un vibrador casero

Ideas originales para San Valentín
No ha habido todavía científico alguno que lo haya probado, mas semeja que el empleo sexual de las cuchases de madera ha pasado del cachete espontáneo, a la estimulación interna. Asimismo hay informes sobre la utilización de los exprimidores eléctricos, y desde hace más tiempo, de los exprimidores manuales; la manera cónica, afirman, semeja desarrollada para el masaje total del Punto G. En nuestra humilde opinión, es preferible hacerlo con GIGI™ dos.

 

En el escobero hacer un vibrador casero

Ahora un tanto más de verdad, el guardarropa de las escobas puede ser el arcón mágico de juegos eróticos no tan improvisados. No te sonará nada extraño que unas de las fantasías más representadas en role-plays caseros sean la del maestresala y la de la doncella. Y es que el sacudidor de escoba sí que semeja desarrollado para el spanking, como el empleo del plumero invade el imaginario de travesuras, reuniendo la finura visual del servicio familiar, con el rudo juego con las palabras del quíteme allí esos polvos.

 

El joyero vibradores caseros hacer un vibrador casero

Una de las vulneraciones más infortunadas que hemos leído consiste en substituir las fantásticas bolas chinas por el collar de perlas. Y todavía hay peores, como sustituir las bolas tailandesas por estos abalorios, mas centrémonos en las posibilidades. Si vas a darle un empleo erótico al collar de perlas, cuando menos, considera que lo más agradable sería un suave y lubrificado masaje externo para alentar el clítoris.

Productos cosméticos hacer un vibrador casero

La verdad es que tiene todo el sentido del planeta meditar que lo que nos hace destacar la belleza, asimismo nos dé otros placeres. ¿Por qué razón no dibujar con la barra de labios sobre el cuerpo de nuestras parejas, rodeando zonas erógenas que estimular?

Juguetes sexuales hacer un vibrador casero

Muchas veces, los pañuelos han sido el substituto más frecuente de las esposas. Ahora bien, ya metidos en faena BDSM casera, las medias son considerablemente más sensuales para anudar las manos y pies de la pareja. O bien las corbatas con nudo al estilo cincuenta sombras, que, no solo van a ser más respetuosas con la circulación sanguínea, sino asimismo hacen juego con el empleo sexual de las bolas vaginales.

Otro elemento BDSM que puedes hallar en cualquier guardarropa, es el cinturón. Preferentemente blando y sin hebilla, para eludir incidentes indeseados, se puede destinar a la limitación del movimiento de muñecas o bien tobillos, mas asimismo al spanking. En este punto, el interrogante es ¿deseas gozar de nalgadas que no rasguen la piel? Nuestra sugerencia es SENSUA, un pequeño látigo con borlas de ante de vaca.

Y, evidentemente, el espéculo. Esté donde esté, la reflexión de la imagen de la pareja haciendo el amor suavemente, masturbándose, jugando con posturas sexuales, teniendo el sexo más pasional, es uno de los juguetes sexuales más económicos y eficientes que hay en el planeta. Y es que la vista asimismo se estimula.
En el baño

Las pinzas vibradores caseros hacer un vibrador casero

Ciertas personas usan las pinzas depilatorias para alentar los pezones, al tiempo que otras lo hacen con los pasadores de pelo. En cualquiera de los casos, la idea radica en buscar el equilibrio entre placer y dolor.

El cepillo eléctrico hacer un vibrador casero

Para profanos en la materia, la moda de emplear el cepillo dental eléctrico como vibrador data, prácticamente, desde el instante en que estos productos salieron al mercado. Según lo que parece, es suficiente con ponerle una toalla para transformarlo en vibrador de clítoris.

La ducha hacer un vibrador casero

Sin ningún género de dudas, un enorme masturbador casero. La presión del chorro de la ducha ha hecho las exquisiteces de un buen número de mujeres, que han encontrado el punto perfecto de excitación, en el instante de relax por antonomasia. Higiénico y eficiente, si bien poco ecológico, ha probado ser un consolador casero universal. Prácticamente tan intenso como LILY™ dos.

 

Las sillas hacer un vibrador casero

¿De qué manera hacer un dedo? os contábamos que los laterales de mesas y puertas habían servido de estimulador para muchas mujeres. Naturalmente, nos referimos a suaves caricias, vistiendo bragas o bien pantalones, lo que asimismo nos lleva a los reposabrazos de las sillas. Ante todo, forma una imagen híper sexi para preliminares retadores en pareja.

 

 

 

Hacer un vibrador casero. Cuando pensamos en adquirir un juguete sexual lo conveniente es informarse detalladamente y revisar todos y cada uno de los modelos de las distintas marcas para seleccionar el más conveniente para cada persona. En nuestra página web puedes hallar un sinnúmero de artículos bien detallados y analizados a fin de que tu elección sea la adecuada.

No obstante, hay personas que son muy curiosas y les agrada la aventura; esa clase de usuarios inquietos que precisan crear cosas por el mero hecho de pasar un buen rato. Asimismo, hay usuarios a los que les pica la curiosidad en ciertos temas y desean explorar todas y cada una de las opciones ya antes de decidirse por una concretamente.

Esta vez traemos una serie , de esos de caminar por casa para una emergencia o bien por el mero hecho de fabricar, que seguro que a más de uno les resultará muy curioso. Volvemos a reiterar que son recomendaciones para pasar un buen rato o bien por probar algo diferente, en ningún instante pueden llegar a reemplazar a un Juguete efectuar por una compañía certificada. Sin más ni más preámbulo…

Hacer Un Vibrador Casero

Hacer un vibrador casero.Para ellas

El estuche del placer

Jamás te podrías imaginar que un consolador de este calibre estuviese siempre y en todo momento entre tus manos y jamás lo hubieses aprovechado para pasar un buen rato. Es muy reservado, personal y seguro que te chifla tras usarlo en múltiples ocasiones.

Para hacer un vibrador casero solo precisas un estuche de forma cilíndrica, escoge el grosor y la longitud que más te guste; seguro que de ahora en adelante vas fijándote considerablemente más en esta clase de objeto toda vez que visites la librería.

Ahora debes buscar pedazos de lona (sin importar un mínimo su procedencia) para ponerlos en el estuche y rellenarlo; un consejo es hacerlo de forma paciente y uno por uno, de este modo se van a crear diferentes ondulaciones en el estuche que dejarán una estimulación todavía mayor.

Ya solo quede cerrarlo y amoldarlo al gusto de cada consumidora; ponle un condón y a gozar de este Juguete Erótico Femenino casero. Tras esta experiencia siempre y en toda circunstancia desearás regresar a tu mesa de estudio para gozar con tu estuche.

Es obligatorio Lavarse los dientes….
La construcción para hacer un vibrador casero es sencillísima, solo precisarás 2 materiales para tener una experiencia muy excitante: Primero precisarás un cepillo dental eléctrico, de esos que hay en todas y cada una de las casas y que al final absolutamente nadie termina usando; seguidamente precisarás una zanahoria, que seguro que te viene realmente bien con toda la vitamina liposoluble A que contiene.

Solo debes desmontar el cepillo dejando solamente el saliente en el que se introducen los cabezales, ahora coges la zanahoria y la clavas en este pequeño palito. Acuérdate de ponerle un preservativo a tu querida zanahoria ya antes de gozar de una buena sesión de vitamina liposoluble de tipo A.

El más duro de la clase
Esta técnica es una de las más difíciles que comentaremos para hacer un vibrador casero, sin embargo, tampoco es que sea preciso un conocimiento avanzado en la materia, el inconveniente radica en el tratamiento de los materiales.

La mecánica es sencillísima, solo precisamos un condón y una bolsa de yeso, si de esas que tienen los obreros para arreglarte la casa. Ahora mezclamos el yeso con agua y lo vertemos en el condón con mucho cuidado hasta el momento en que se endurezca bien, entre veinticuatro y cuarenta y ocho horas. Sácalo de su funda, ponle el condón que más te guste y a gozar de tu dildo casero.

El más duro de la clase versión veraniega

La creación para hacer un vibrador casero es muy similar a la precedente, el único cambio que tiene es el material del que se fabrica. Esta vez vamos a llenar un condón de agua y lo introduciremos en el congelador de casa a lo largo de veinticuatro horas, al sacarlo vamos a tener un consolador muy fresco para gozar de un buen rato en esas tardes calurosas de verano. No olvides ponerle un condón ya antes de comenzar a jugar con él.

Tutti frutti

Una de las formas más simples y fáciles de tener un dildo en casa sin precisar usar artefactos extraños o bien ponerse a fabricar nada es usar lo que la madre naturaleza nos da. Las frutas y las verduras son ideales para satisfacer esas necesidades sexuales repentinas, nada mejor que un buen calabacín, pepino o bien plátano para gozar de un buen Tutti Frutti sexual.

El panadero

De qué forma podemos querer hay una enorme diversidad de formas para simular un pene. Tal vez uno de los más atractivos es el que se hace con una barra de pan: solo debes eliminar la miga de dentro, amasarla hasta transformarle en una masa compacta aproximadamente sólida. Cuando tengamos la manera deseada se introduce en un preservativo y a gozar de un dildo blando con el que puedes gozar con cualquier lubrificante.

Carne Cruda

Aviso a nautas, este vibrador casero es solo para aquellos que estén prestos a pasar un rato agradable sin importarle el material de que está hecho su juguete. Tras el aviso… Para fabricar este consolador casero debe adquirirse medio kilogramo de carne (a tu elección), la debes recortar en una tira continua; ten presente que lo que se busca es simular la longitud y el grosor de un pene.

Introduces la carne en el preservativo para empezar a gozar de este increíble consolador casero. Aquellas mujeres que lo han probado nos comentan que la sensación, tanto en vagina como en ano, es idéntica al placer que de un pene real. No vaciles en comentarnos tu experiencia.

Hacer un vibrador casero.Para ellos

Donkey Kong

Uno de los grandes tradicionales entre los hombres, una técnica que deja a los chicos acrecentar en cantidades industriales sus contenidos de potasio. Una técnica que la serie Weeds, recomendación para aquellos que no la hayan visto, representa realmente bien cuando Andy enseña a su sobrino los secretos de los plátanos.

Sencillísima de realizar, solo precisarás un plátano y lubricante: primero debes sacar el plátano de la cascarilla eludiendo que se rompa en todo lo que es posible, un arte. Los especialistas aconsejas abrir solo un extremo y apretar a fin de que el plátano salga y la cascarilla se quede íntegra.

Lubrificas totalmente tu miembro, lo introduces en la cascarilla y empiezas a masturbarte con tu rutina frecuente. Vas a ver la sensación suave y excitante que te provoca este genuino regalo de la madre naturaleza.

Calcetines del amor propio

El calcetín es uno de esos objetos que tiene una relación más que singular con el hombre desde generaciones. Muchos son los chicos que usan este objeto para eludir manchar su adaptación tras gozar de una sesión masturbadora agradable. Sin embargo, son pocos los que conocen este procedimiento para prosperar esta práctica y multiplicar su placer con una simple transformación.

Solo tienes coger un guante de látex y también introducirlo en el área de un calcetín deportivo, ahora rellenas con tu lubrificante preferido el área del guante y vas a poder gozar de la evolución de la técnica del calcetín. Los tradicionales jamás mueren.

Vagina en lata casera

¿No tienes dinero para invertir en un Fleshlight como el examinamos en Informativo Sexual? ¿Eres de esas personas que la poquedad puede con ellos? Ahora ofrecemos uno de esos artefactos complemente artesanales que seguro que se transformará en una genuina revolución para tus tardes de estudio y de meditación.

Una vagina en lata casera, no lees mal, te ofrecemos los pasos ideales para la creación de tu vagina en lata con materiales de caminar por casa. Eso sí, debes continuar los pasos estipulados a fin de que el resultado final sea satisfactorio y puedes gozar de ella.

Materiales que necesitarás para hacer un vibrador casero: Un bote de patatas fritas Pringles, un condón de la marca y textura que agrades, lamina de gomaespuma, un rotulador del color que desees (los fetiches son privados de cada uno de ellos), unas tijeras y una anilla metálica o bien de plástico duro de diámetro algo inferior al del condón.

Primeramente goza de las Pringles y no te las comas con ansiedad que te puede doler la barriga cuando estés creando tu vagina en lata. Ahora coges el bote vacío y lo alineas con la lámina de gomaespuma para hacerle una marca en el sitio conveniente (eje longitudinal del bote), debe estar en torno a 1 centímetro sobre el borde del bote. Ahora coges las tijeras y cortas esta una parte de la lámina que va a ser el interior de nuestra vagina.

Coges el preservativo, lo abres y lo despliegas en su totalidad, ahora debes dejar caer en su interior la anilla a fin de que ejercite como peso. Si estás utilizando un preservativo con lubricación ponlo al revés a fin de que el lubrificante quede en el interior y puedas gozar de una experiencia considerablemente más agradable. Si lo prefieres puedes utilizar preservativos con texturas.
Ahora ponemos el preservativo sobre la lámina de gomaespuma que hemos cortado con anterioridad; el borde inferior de la lámina debe situarse en el centro de la anilla que tenemos en el preservativo. Ahora dibujamos una línea en el borde la lámina que pasa por el centro del anillo que conforma la boca del condón (el sitio en el que se introduce el pene). Ahora cortamos por esta línea para tener 2 tiras de gomaespuma.

La lámina más fina se enrolla y se empuja hasta el fondo del bote. La otra lámina de gomaespuma excedente se enrollará alrededor del preservativo, de tal modo que quede en la lámina de gomaespuma. En este paso hay que tener en cuenta que la punta del preservativo con la anilla y el borde superior por el que se introduce el pene deben sobresalir a los dos lados del rollo.

Ahora cortamos la punta inferior del preservativo a fin de que el aire pueda circular; más tarde introducimos el segundo rollo de gomaespuma (con el preservativo dentro) con la parte por la que introducimos el pene cara arriba, la una parte de la anilla que terminamos de recortar debe quedar dentro del bote.

Con la punta de las tijeras o bien un objeto punzante, abrimos un orificio en la base del bote. Podemos pintar con el rotulador que más nos agrada en la parte superior de la gomaespuma para simular unos labios, una vagina o bien un ano; esto depende de cada usuario.

Estira la base del preservativo con mucho cuidado para cubrir con el látex toda la boca del bote de Pringles, de este modo el borde del preservativo se ajustará alrededor del borde y se sostendrá unido a este merced a su elasticidad.

Merced al orificio que hemos hecho en la base del bote vamos a poder supervisar el efecto absorción a lo largo de la masturbación. Usa el lubrificante que más te agrada y recuerda que tras utilizarlo debes extraer el condón para reemplazarlo por otro nuevo y adecentar la base que ha quedado manchada de esperma.

Una solución casera para hacer un vibrador casero que puede valer para pasar un rato tanto en su construcción como en su empleo y disfrute, sin embargo, desde Informativo Sexual siempre y en todo momento recomendaremos la utilización de una profesional que cuenta con todos y cada uno de los certificados de higiene. No vaciles en contarnos tu experiencia si has decidido crear tu Juguete Erótico.

Deja un comentario